Swing Me – Por Kia Castillo

Swing Me

 

Por Kia Castillo

 

Qué pensará el jazz cuando viaja a través de una tubería, qué sentirá cuando el vecino le exige que sienta con el volumen más bajo porque ya son las dos de la mañana y a qué le olerán los restaurantes que lo ponen al fondo del escenario. Hoy quise interceptarlo camino a trabajo pero, se me escapo en los torquinetes. También iba tarde. Espero  salga temprano porque le quiero invitar una luna bajo la cerveza. Le propondré divorcio para que seamos imposible, para coincidir miradas en el transporte y fingir que no nos conocemos, para que le anhele a esa exquisita distancia, de la idolatría y la envidia de no poder ser la mancha en el mantel, un relato cortazarerense, recibo de luz vencido, velita en un vaso, un texto frustrado y unos encontrados enamorados de los ojos, el reloj de una maquina de escribir, la canción de una manecilla, desamor para la medicina, la camisa remangada, whisky sobrio y prostitutas de intelecto, vagina tímida, eyaculación cerebral, triángulos en las palmas, desempleo, Amstrong´s best friend. La noche viajando en bicicleta, matemáticas libres. El tú de ser misterio, de ser como dije; jazz.

1 comment for “Swing Me – Por Kia Castillo

  1. Augusto
    febrero 21, 2018 at 9:32 pm

    ¡Buena pluma!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas