Dónde quedó aquel amor que decía amarme – Por Fredy Landeros

Fredy Landeros.
poema
Y mis mejores amigos 
¿Dónde están?
El que mejor me comprendía
Lo comprendieron mejor las drogas
El que me aconsejaba prudentemente
Lo aconsejó mejor Dios, le prohibió mi compañía.
El que siempre andaba conmigo
Prefirió mejor la escuela.
El que era mi familia, mi hermano
Optó por formar la propia.
Dónde quedaron las tardes de fut bol
Las noches deambulando por las calles
La mañana de charlas sin sentido.
Dónde quedó aquel amor que decía amarme
Los momentos de alegría
Los instantes sin preocupaciones
Las noches con sueño a las 10:00 pm
Sin remordimientos, sin recuerdos malos.
Hoy me queda esto, lo que soy ahora
Las noches caminando solo por las calles
Las amistades pasajeras, y los amores
Los consejos de desconocidos que no saben aconsejar
Las borracheras por emborracharse
Los cigarrillos por los que ya nadie refuta
Las amantes que vienen y van 
Las mañanas sin fin
Épocas de desolación
Los desvelos con mil cosas en la cabeza
La guitarra que rehúye a mis manos
Los cuadernos que dicen:
No más, por favor, no más
No más letras remarcadas con coraje
No más palabras de melancolía
Mátate, mátate, pero no, no más
No más angustia por el futuro
Por el pasado que jamás volverá
Por aquellos, y aquellas, que te olvidaron
No remarques con tanta fuerza esas palabras
Las que se volvieron rutina
No más soledad, no más tristeza, no más incertidumbre
Mátate, pero no, no sigas
Mis líneas se hartaron de la pesadumbre habitual
De las mismas frases que llegan al mismo sitio
Al pasado feliz, al presente sin causa, al futuro no planeado.
¿Y por lo que un día luché? los sueños
La felicidad que parecía ser esto y aquello
Pero que no, que simplemente no lo fue
Ni la fama, ni el dinero, ni el conocimiento
Mejor hubiese sido quedarme en aquel lugar
Del que no debí salir
De desconocer el mundo, la vida
De los lugares de los que era mejor no saber
De la gente que se cruzó por mi camino por accidente
A la que herí sin intención de herir…
Fredy Landeros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas