Museo de Arte e Historia de Guanajuato – León

Museo de Arte e Historia de Guanajuato

Museo de Arte e Historia de Guanajuato

Museo de Arte e Historia de Guanajuato

Razón de ser

El Museo de Arte e Historia de Guanajuato fue inaugurado el 27 de noviembre de 2008 y está localizado en la ciudad de León inserto en el visionario proyecto denominado Forum Cultural Guanajuato.

Este espacio se proyecta como el medio idóneo para detectar, estudiar y difundir los testimonios esenciales de la acción del hombre a través de su historia; además de rescatar y conservar aquello que hace posible la comprensión cabal de nuestra herencia cultural para fomentar e incrementar el valor de la identidad regional, basado en el respeto de los valores fundamentales de la sociedad y de la cultura.

sebastian

El edificio

El espacio arquitectónico es una obra diseñada por el despacho Nuño, Mac Gregor y de Buen Arquitectos S.C., se basa en una combinación de concreto oxidado, lozas y muros cubiertos, salas con piso de duela y grandes ventanales con cristal, elementos que le proporcionan una atmósfera de luz y belleza.

Cuenta con una superficie de 22,750 m², de los cuales 4,000 están destinados al área de exposiciones. Se distribuye en tres niveles y cuenta con salas de: cultura regional, escultura mexicana y exposiciones temporales; área de servicios educativos que incluye aulas, ludoteca y salón de proyecciones; sala de usos múltiples, auditorio “Mateo Herrera”, cafetería, librería Educal y estacionamiento.

EXPOSICIONES PERMANENTES

EL CANON GRIEGOexposición_perman01

La exposición permanente El Canon Griego se integra por treinta y tres piezas escultóricas que son reproducciones de importantes obras de la escultura griega y romana, cuyos originales abarcan del siglo VI a.C. hasta el siglo III d.C. La colección se compone por esculturas de las cuatro épocas del arte de la Grecia antigua: estilo arcaico, periodo clásico, periodo helenístico y época romana. Las piezas expuestas fueron seleccionadas para otorgar al público una muestra representativa de la cultura que fundamentó las bases estéticas, artísticas, éticas y filosóficas de nuestra cultura occidental. En esta exposición se encuentran obras tan significativas y paradigmáticas como la Afrodita de Melos -conocida como Venus de Milo-, el grupo de Laocoonte y sus hijos y la Victoria de Samotracia, por mencionar sólo algunas.

Esta sala tiene como función unir los dos fines primordiales de nuestro museo: la educación cultural y la apreciación artística; en ella el visitante podrá dedicarse al disfrute, a la comprensión y al análisis de las piezas, además de tener la posibilidad de acercarse a este tema universal a través de ejercicios de dibujo.

Los museos tienen como una de sus funciones principales la presentación y el estudio de los productos culturales de diversas épocas de la humanidad. En el caso de obras y otras manifestaciones a las que no se pueda tener acceso, debido a su carácter de originales únicos, un recurso utilizado es la elaboración de reproducciones cuya función es ser copias exactas de una obra artística reproducidas con total exactitud y fidelidad; gracias a estas reproducciones el espectador puede acercarse, con toda certeza, a las piezas originales que de otra manera no podría conocer.

Las reproducciones que aquí se presentan fueron elaboradas por Silvano Bertolin, escultor y restaurador italiano especialista en mármol, bronce, cerámica y trabajo mural, cuyo taller se encuentra en Múnich, las obras son replicadas desde las esculturas originales y cuentan con la autorización de cada uno de los museos que las albergan.

SALA DE CULTURA REGIONAL

exposicion_perman02

La museografía de la Sala de Cultura Regional de Guanajuato fue diseñada por dos de los museógrafos más relevantes de nuestro país: Jorge Agostoni Colombo y José Enrique Ortiz Lanz; mientras que en el campo del desarrollo de contenidos se mantuvo la presencia constante de notables especialistas en la historia y el arte de Guanajuato como Guadalupe Jiménez Codinach y Mariano González Leal.

Esta sala permanente abarca el desarrollo cultural de Guanajuato desde la época preclásica con la cultura de Chupícuaro (ca. 700 a.C.) hasta la segunda mitad del siglo XX. Este decurso histórico se ha dividido en dos grandes salones, donde el primero de ellos abarca los siguientes temas:

Marco geográfico. La cuenca del Lerma.

• Desarrollo y medio ambiente. Maqueta de la ciudad de Guanajuato en 1750.

• La región durante la época prehispánica: Chupícuaro, Plazuelas, Cañada de la Virgen, Peralta y Entierro de Alfaro.

• El esfuerzo fundacional en el Bajío. Siglo XVI. Mural de Jesús Gallardo.

• La introducción de nuevas tecnologías. La nao de la China. La plata de Guanajuato circulando por todo el mundo.

• La arquitectura religiosa en Guanajuato. Siglos XVI a XVIII. Yuriria, Salamanca, Salvatierra y Acámbaro.

• La minería y el desarrollo regional de Guanajuato en los siglos XVII y XVIII. Mina de la Valenciana.

• La riqueza del barroco regional. Juan Patricio Morlete Ruiz. Retablo de la Hacienda de Escalera en Guanajuato.

• La llegada de los jesuitas y la Madre Santísima de la Luz.

• La arquitectura neoclásica en Guanajuato. Celaya, Irapuato y Guanajuato.

• La ilustración.

El segundo salón abarca los siguientes temas

• Las reformas borbónicas.

• El desarrollo de la guerra de independencia.

• Sala audiovisual: El siglo XIX en Guanajuato, la revolución y el movimiento cristero.

• La historia y el porvenir de la ciudad de León

• Pinacoteca de los grandes pintores guanajuatenses de los siglos XIX y XX: Juan Nepomuceno Herrera, Hermenegildo Bustos, Mateo Herrera, Diego Rivera, Olga Costa, José Chávez Morado, Feliciano Peña, Luis García Guerrero, Jesús Gallardo.

• El gabinete de papel. Fotografías de Romualdo García y de Rutilo Patiño. Grabados de Jesús Martínez. Dibujos de José Chávez Morado.

De forma paralela a su discurso histórico la sala de cultura regional despliega una línea temática que se ha dedicado al Maíz como elemento civilizador, germen del desarrollo económico y matriz cultural de México. En el primero de los salones se trata el papel civilizador que tuvo este cereal en los pueblos prehispánicos, la visión desde la cosmogonía indígena y aspectos biológicos de la planta. El segundo de los salones abarca el tema con una museografía de última tecnología estructurada con base en guías virtuales que inician el recorrido en el porfiriato, pasando por la revolución, la reforma agraria, la perdida de la autosuficiencia alimentaria, los usos industriales del maíz y su potencial como generador de riqueza y de desarrollo económico de nuestro País.

En esta sala se expone la colección propia del Museo, integrada por 269 obras de todos los temas señalados; colección que pertenece al Fórum Cultural Guanajuato y al Gobierno del Estado, y por tanto, es patrimonio de todos los guanajuatenses.

JARDÍN DE LAS ESCULTURAScalzada_esculturas

Localizado al exterior del Museo, éste Jardín escultórico tiene el objetivo de presentar obra escultórica moderna y contemporánea mexicana, al tiempo que nos ofrece la oportunidad de acercarnos libremente a la obra artística mientras caminamos entre jacarandas, laureles de la India, fresnos y tabachines. En este hermoso espacio, el espectador puede disfrutar de obras de reconocidos artistas mexicanos como Javier Marín, Ángela Gurría, Juan Soriano, Yvonne Domenge entre otros.

SALAS DE EXPOSICIONES TEMPORALES

LUIS GARCÍA GUERREROsala01

Ubicada en el segundo nivel del Museo de Arte e Historia de Guanajuato, la sala “Luis García Guerrero” cuenta con una superficie de 1,128 metros cuadrados, y en ella se muestran colecciones de talla internacional, cuyos grandes contenidos históricos y estéticos establecen un diálogo con nuestra riqueza cultural.

¿Quién fue Luis García Guerrero?

Luis García Guerrero (1921-1996) nació en la ciudad de Guanajuato. Se inició en el quehacer artístico influido por su abuelo, pintor aficionado. Se desempeñó como caricaturista en su ciudad natal. Estudió arquitectura en la ciudad de México y posteriormente, a instancias de su padre, se tituló de abogado.

A partir de 1949 comenzó su formación artística al recibir clases de pintura, con Raúl Anguiano y de grabado, con Carlos Alvarado Lang. En cuanto a su técnica, manejaba el pincel de manera discreta y refinada. La composición en su obra destaca por su elegante armonía, alejada de todo exceso protagónico. El llamado gran periodo de García Guerrero, situado en los últimos cuarenta años de su producción, ha sido el mejor calificado por la crítica. En esta época se le dio el reconocimiento generalizado en el ámbito cultural como un artista original y creativo.

En general su obra se caracteriza por la acuosidad, moderación y fidelidad en la representación de sus temas y por su inclinación al abstraccionismo. El artista resuelve sus cuadros de manera que ya no sólo complace la forma, sino que recrea temas pictóricos con elementos, colores y diseños que llevan expresamente una intención propositiva.

Los colores y los elementos utilizados por García Guerrero aportan a su producción una carga evidente de mexicanidad que aspira a la universalidad, carente de toda exacerbación nacionalista, tan común en innumerables pintores mexicanos de la generación anterior a la suya.

En su obra se pueden apreciar la paciencia, la sabiduría y el gozo que le producía pintar desde pequeños paisajes, hasta las frutas que produce la región; todo ello recreado puntualmente en un lenguaje fresco y claro lleno de cualidades plásticas y poesía.

 

FELICIANO PEÑAsala02

La sala “Feliciano Peña” está pensada para la presentación de exposiciones, conferencias, videos y películas con el objetivo de acercar a los diferentes públicos a las diversas manifestaciones culturales. Para su apertura, recibirá de la colección de Fomento Cultural Banamex la exposición “Nacimientos mexicanos. Arte y tradición popular” en donde veremos nacimientos de diversos materiales de artesanos de todo el país.

¿Quién fue Feliciano Peña?

Originario de la ciudad de Silao, Guanajuato, Feliciano Peña nació en 1915. En 1928 comenzó sus clases de pintura en la ciudad de México. Se destacó en el manejo del grabado, razón que lo hizo participar, en 1930, en la exposición de la Federación Americana de Arte en el Museo Metropolitano de Nueva York. Su primera exposición individual fue en 1933, en la sala de exposiciones de la Secretaría de Educación Pública.

Incursionó en la pintura al óleo, mostrando su inclinación por el paisaje. Su estilo se basa en una observación fiel de la naturaleza. No inventa ni distorsiona ni tampoco copia los efectos a la manera de los impresionistas. Del pintor Velasco retomó la vocación por plasmar el medio natural. Dio a la perspectiva un tratamiento similar al del maestro mexiquense.

Como grabador produjo la carpeta Estampas de México (1949) y varias viñetas para las revistas Ruta, El hijo prodigo, Frente a frente, Artes del libro y Artes de México. Participó en el álbum La ciudad de México (1957) con el grabado en linóleo Ciudad Universitaria. Fue miembro de la LEAR, perteneció a la Sociedad Mexicana de Grabadores y a la Escuela de las Artes del Libro; trabajó en relieve y en hueco, la madera de hilo y la madera de pie.

En Jalapa, Veracruz, fundó junto con Gutiérrez y Chávez Morado una escuela popular de pintura. Allí realizaron el mural Antifascismo (1936) para la Escuela Normal de Maestros, el cual fue borrado. Dedicó 26 años de su vida a la labor docente en “La Esmeralda” y en La Escuela de Artes del Libro, actualmente, Escuela de Artes Gráficas.

Expuso, entre otros lugares, en la Galería de Arte Mexicano desde 1947 hasta 1979 y en varias ocasiones en el Salón de la Plástica Mexicana. Participó en la Primera Bienal Interamericana de Pintura y Grabado (1958) y en la exposición Retrato mexicano Contemporáneo, 1961, ambas en el Palacio de Bellas Artes.

Murió en la ciudad de México en 1982.

 

ÁREA DE SERVICIOS EDUCATIVOSeducativos

Para transmitir los contenidos de las salas del Museo de Arte e Historia de Guanajuato se ha diseñado una amplia área destinada a los servicios educativos, cuyo objetivo será impulsar la formación de públicos en las artes plásticas, brindando especial atención a niños y jóvenes.

A través de esta área el museo busca ser un facilitador que guíe a los visitantes hacia la construcción de su propio conocimiento, mediante actividades lúdico-educativas, para que los contenidos de la sala regional puedan permear de forma significativa en los visitantes y se construyan los significados y las interpretaciones en cada uno de ellos. En este gran campo de actividades destaca la ludoteca como el espacio indicado para las necesidades e intereses del público infantil, el cual contará con materiales de vanguardia que sensibilizarán e invitarán a los niños a desarrollar actividades encaminadas a estimular su creatividad y el aprecio por la cultura y los contenidos del Museo.

fuente: forumcultural.guanajuato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas