Voces que resuenan después del terremoto del 2017 – Por Erick Cahue

Terremoto 2017 -  Fuente: El País.
Terremoto 2017 – Fuente: El País.

Erick Cahue

Tenemos que levantarnos y continuar por todos los que han perdido un familiar, un amigo, una vivienda, un carro y hasta un “juguete”, debemos reiniciar nuestras rutinas, no sin antes tratar de ayudar a los que no tienen la fuerza, esperanza y/o ganas de seguir haciéndolo, es nuestra obligación tomar el cariño que tenemos o nos tienen aquellas personas que consideramos especiales e importantes y que (más importante aún) todavía están con nosotros y transformarlo en la fuerza necesaria para “motivarnos y motivar a todos lo que tiene contacto con nosotros”, para levantarnos, levantarnos y todos juntos reponer lo perdido y continuar siendo felices (por mucho trabajo que esto nos cueste).

Buscar en nuestros recuerdos aquello que nos devuelve la alegría y las ganas de vivir, esos momentos que de manera mágica nos colocan una sonrisa en el rostro y provocan que el corazón lata con mas fuerza, es una de nuestras mejores herramientas para lograrlo. Porque… ¿para qué centrarnos en aquellos que se dedican a tomar ventaja de la tragedia de los otros?

¿Qué necesidad tenemos de concentrarnos en el momento trágico?

¿Para qué señalar al que roba, abusa y/o saca alguna ventaja o beneficio de algo como lo vivido?

Estas personas siempre han existido y seguirán en los mismos lugares. Es por esto que yo los invito a ver a los que ayudan y dejar que su entusiasmo por sacar lo mejor de ellos nos contagie y hacer de este tipo de eventos una fiesta… si una “fiesta” en la cual se festeje sobre todo a la gente buena, a la gente que contagia alegría, a todos aquellos que con sólo verlos te motivan a levantarte y ofrecer tu brazo para levantar a otros.

Tampoco olvidemos, como ya lo dije antes, ser felices, no perder el humor y la alegría ya que estas son la armas más fuertes que tenemos para acabar con la depresión y con las ganas de quedarnos abajo, permitamos que se rían de nuestra tragedia y riamos con los que logran hacer un chiste. Algunos se enorgullecen de decir que somos un pueblo que sabe reírse de todo y de todos, pero en los últimos tiempos parece que solo estamos buscando a quien hace burlas para crucificarlos, recordemos que la risa ayuda hasta a detener los efectos del cáncer, imaginemos lo que una buena carcajada le repara al alma.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Voces que resuenan después del terremoto del 2017 – Por Erick Cahue”