Muestra de Toulouse-Lautrec llega a México


Toulouse-Lautrec. La exhibición expone 100 grabados icónicos del artista.

La cama de Toulouse-Lautrec
La cama de Toulouse-Lautrec

El Museo del Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México exhibirá “El París de Toulouse-Lautrec. Impresos y carteles del MoMA”, que presenta grabados del icónico artista moderno francés que retrató la atmósfera parisina del sigo XIX a través de imágenes de sus cafés y salones de baile.

La muestra itinerante del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), impulsada en México por la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes, expone 100 grabados de Toulouse-Lautrec que revelan la influencia del autor en el arte del siglo XX.

Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901) es popular por sus carteles, grabados e ilustraciones que representan la cotidianeidad aristocrática de París de la Belle Époque, la época previa a la Primera Guerra Mundial, durante la que se celebraban los avances tecnológicos de la Ilustración.

Durante un recorrido para la prensa este miércoles, María Cristina García Cepeda, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, aseguró que Toulouse-Lautrec “ilustró ampliamente la efervescencia festiva de los salones de baile y los cafés”, así como “los momentos íntimos de los personajes marginados del barrio de Montmartre con los que el artista se sentía muy identificado”.

Por su parte, Christian Rattemeyer, curador asociado en el departamento de dibujos y grabados del MoMA, adelantó que todas las obras de la exposición son litografías, “que en su momento eran un medio muy moderno, abrazado por Lautrec con muchísima naturalidad”.

Explicó que el artista “pudo realizar carteles para inmortalizar los lugares que él solía frecuentar” y generar “un cambio en el arte” a través de su reinterpretación de ese recurso expresivo.

Rattemeyer explicó que los personajes en las obras de Toulouse-Lautrec “se pueden reconocer como sus contemporáneos, amigos, amantes y colegas, no arquetipos anónimos, sino personas que formaron parte de la vida bohemia” que el artista experimentó.

La exposición incluye una de sus obras más importantes y primera litografía, un cartel monumental realizado en 1891 para el Moulin Rouge, uno de sus lugares más frecuentados, y con el que comenzó a dejar claro que la litografía podía ser una técnica artística y no sólo comercial.

Toulouse-Lautrec Moulin Rouge
Toulouse-Lautrec Moulin Rouge

La muestra, que estará en Bellas Artes del 11 de agosto al 27 de noviembre, se divide en seis núcleos temáticos. El primero, Vida y litografía retrata la vida en Montmartre, barrio bohemio de la periferia de París, con obras como Aristide Bruant en su cabaret (1893).

Café concert expone la vida nocturna en teatros, circos, óperas y cafés que el autor reflejó a través de sus carteles con piezas como Moulin Rouge: La Goulue (1891) y Las payasas en el Moulin Rouge (1897).

La sección En el escenario expone su fascinación y atracción por el diseño japonés con las obras Divan Japonais (1893) y Mademoiselle Marcelle Lender de pie (1895), entre otras.

Femmes, Filles, Elles hace patente su fascinación por las mujeres con imágenes de empleadas, cortesanas, artistas y prostitutas como Conffeti (1894) y Mujer en la tina (1896), mientras Los placeres de París retrata la Ciudad Luz con piezas como Reina de la alegría (1892) y Rue Royale (1895), que muestran la vida nocturna y sus musas.

El núcleo Círculos creativos muestra la estrecha relación del artista con autores, editores, compositores y dramaturgos, quienes le encargaron la promoción de su obra.

Toulouse-Lautrec ilustró partituras musicales, colaboró para la prensa popular y diseñó los programas de varias compañías de teatro. La Revue Blanche (1895), Napoleón (1895) y la ilustración para la portada de Babilonia alemana de Victor Joze (1894) son algunas de las obras que cierran esta exhibición.

fuente: informador.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas